Tubone_Hotel Adriatic

No sólo un hotel de tendencia sino una auténtica experiencia estética. El Hotel Adriatic de Rovigno va mucho más allá de la tradicional definición de acogida para convertirse en un contenido dinámico de situaciones. En su interior se puede por supuesto dormir, comer y beber, pero sobre todo se puede soñar sin límites. La maravilla nace cuando las amplias ventanas enmarcan el panorama de la costa de Istria o las estrechas callejuelas del centro histórico de la localidad y continúa con énfasis en el interior del edificio. Aquí, los ambientes se convierten en únicos gracias a las instalaciones y a las obras de artistas procedentes de Croacia, Eslovenia, Austria, Italia, Alemania y Francia y a la mezcla de historia, fantasía y diseño.
El Hotel Adriatic es una creación del estudio 3LHD y del diseñador de interiores Franic Sekoranja, pensado como un episodio experimental donde poder afinar nuevos horizontes proyectuales. La idea de lujo deriva al mismo tiempo de la introducción del dato cultural y de la armoniosa proporción de colores y formas, que sugieren una atmósfera acogedora y atemporal, declinada de forma única según las distintas zonas del hotel. Cada área dispone en efecto de una característica que la identifica y las tonalidades fuertes de los espacios comunes se disuelven progresivamente en las 18 suites.
Las habitaciones, todas de gran tamaño, están dominadas por matices claros que contrastan con muebles de color negro: una combinación de gran elegancia, que se extiende también a los ambientes del cuarto de baño donde se ha plasmado una geometría óptica. En antítesis respecto a las cándidas paredes de mármol blanco, resaltan en efecto molduras finas y elementos antracita, entre los que destaca el radiador Tubone de Antrax IT, que interpreta perfectamente el estilo ecléctico de la estructura.
Limpio y lineal, sencillo y funcional, Tubone se utiliza en el Hotel Adriatic en la versión de dos y tres elementos uno al lado del otro, una solución que define un diseño enfático y decorativo, que establece sofisticadas referencias con los demás complementos utilizados, siempre de forma doble, en el espacio de servicio.
Tubone es el radiador decorativo diseñado por Andrea Crosetta, que consta de un anillo ovalado realizado con un tubular de 6 cm de diámetro, y se puede instalar tanto en horizontal como en vertical. Se encuentra disponible en más de 200 coloraciones y, en la versión eléctrica, puede disponer de una barra toallero cromada que permite la función de calentador de toallas incluso en ambientes pequeños.
Con su nominación al Compasso D’Oro 2008 y el reconocimiento Oderzo, Tubone es el objeto de diseño plurigalardonado perfecto para un hotel que ya ha recibido el Rexpo Adriatic 2015 Best New Hotel Award y que actualmente se contiende otros numerosos premios internacionales.